Micropigmentación/ Maquillaje Permanente

¿En qué consiste el maquillaje permanente?

Es como una especie de tatuaje”, se utiliza para mejorar y resaltar facciones”. Para su aplicación se utilizan pigmentos minerales y naturales, que se penetran en la epidermis con la ayuda de pinceles o agujas muy delgadas. “El sufrimiento es mínimo, no es un tratamiento doloroso”, aunque agrega que de igual manera se utiliza un anestésico local para adormecer la zona donde se trabajará. Las agujas con las que se aplican los pigmentos son desechables y están esterilizadas, al igual que todos los demás aparatos que se utilizan en el procedimiento.

“Primero hay que hacer una evaluación, el siguiente paso consiste en hacer una prueba sobre la piel, por un lado para evitar reacciones alérgicas y, por otro, para que la clienta  dé el visto bueno, se procede a aplicarlo en sesiones que no se extienden por más de una hora.  “permite a la mujer estar siempre lista, sin necesidad de estar pendiente del espejo”. Asimismo, afirma que es útil para quienes sufren de alergias a los cosméticos, a la vez ayuda a la economía (ya que no es necesario comprar maquillaje), y corrige y disimula imperfecciones. En este sentido, las principales zonas en las que se utiliza son: – Cejas: permite engrosarlas, afinarlas, acortarlas, alargarlas, sombrearlas, imitar pelo por pelo y hasta darles un efecto tridimensional. – Labios: con él es posible corregir irregularidades en los bordes, asimetrías, grietas, resaltar su color, así como agregarles definición y plenitud. – Párpados: realza las pestañas, ya sea de forma delicada o intensa. En este caso, el maquillaje permanente se aplica en los espacios entre las pestañas.

En los casos de camuflaje de la alopecia,  se puede realizar micropigmentación en las entradas del cuero cabelludo y en las cejas, con la ayuda de una línea de pelo microinjertado de otras partes del cuerpo, para recuperar zonas donde el pelo no ha crecido con tanta densidad.

Son tratamientos de baja agresividad y fácil curación, con los que se consiguen resultados naturales y que evitan nuevas intervenciones. Recuperar la apariencia estética genera efectos psicológicos muy positivos en la persona.