Tatuajes que Curan

Últimamente nos llega a través de todo tipo de medios noticias sobre lo “malísimo” que es hacerse tatuajes, pero también hay investigadores que han encontrado efectos beneficiosos tanto a nivel físico como psíquico.

Como dice el artículo “tener tatuajes puede ser bueno para la salud”, publicado por Muy interesante, “lo que nunca se nos había pasado por la cabeza es que pudieran resultar buenos para nuestra salud. Y eso precisamente es lo que se desprende de un estudio llevado a cabo por tres investigadores de la Universidad de Alabama (Estados Unidos) y publicado por el American Journal of Human Biology.”

Según apunta dicha investigación, el hecho de habernos tatuado en diversas ocasiones podría ayudarnos a fortalecer nuestra respuesta inmunológica y facilitarnos así la tarea de luchar contra infecciones comunes como los resfriados.

En otro reciente artículo de “Muy interesante“, en el ámbito de la medicina, los tatuajes flexibles con circuitos se pueden convertir en termómetros para niños y catéteres inteligentes, que avisan en tiempo real de lo que le está sucediendo a un paciente –directamente desde su interior– o informan a distancia de las constantes vitales del enfermo cuando abandona el hospital. Otras aplicaciones más mundanas incluyen formas elegantes de sensores biométricos de ejercicio, como las pulseras deportivas conectadas al smartphone que lleva cada vez más gente.

Este campo de pruebas también tiene un brillante porvenir en el sector de la cosmética: situado estratégicamente, el tatuaje podría monitorizar el estado del cliente cuando sigue un tratamiento de belleza o, simplemente, hacer sonar una alarma cuando estemos tomando el sol y hayamos superado el umbral saludable. Y si se lograra que fuera capaz de detectar el grado de hidratación cutánea, enviaría una señal al teléfono móvil para recomendarnos la aplicación de más crema hidratante.

Se podrá estar de acuerdo o no con estas publicaciones, esté o no científicamente probado, pero lo que si es cierto es que el tatuaje  ayuda a numerosas personas psicológicamente, bien sea un tatuaje tradicional o como es en este caso, un tatuaje reparador estético, que además de fisicamente, la persona se siente mejor espiritualmente. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *